Sin categoría

Reflexión

perfectly-timed-photos-part2-16

¿Cómo ha sido tu experiencia como estudiante en las clases de Historia a través de tu vida?

Creo que no es lo mismo ser un niño de 9 años que un joven de 24 tomando clases de Historia. Creo que mi aprendizaje y mi participación en las clases dependían mucho de mi estado emocional y de mi estado de ánimo. Así e igual en todas las otras materias. Entonces, creo que mientras yo estuviera de buenas me apasionaba de la historia y me quedaban muchas preguntas sin responder, y eso me gustaba para después preguntar y buscar las respuestas. Pero cuando andaba de malas o triste no presté mucha atención.

Ahora que he llegado a madurar un poco el control de mis emociones, me gusta el hecho de que estudié mucho la historia de manera apasionada, ahora que la sigo estudiando y lo seguiré haciendo por el resto de mi vida, ya traigo un camino, que aunque corto, he recorrido en búsqueda del conocimiento.

 
¿Hay alguna o algunas formas de aprender Historia que te gustaron y otras qué no?
Cuando, en el momento, recibo el conocimiento de un evento histórico en mis manos, o una situación en la que involucra figuras históricas, me gusta comenzar desde la raíz del árbol genealógico. No me agrada no saber claramente del contexto en el cual ese evento o situación se ha realizado. Me interesa que me muestre la situación social, económica, movimiento artístico que predominó en la época, figuras de poder y forma de gobierno, por ejemplo.
¿Consideras que alguna de esas formas fue innovadora?
Creo que en su momento innovó seguir el árbol genealógico pero creo que eso ya es parte del estudio de la Historia. Aunque si puede innovar la investigación con procesos más prácticos.
José Mario Acosta Tamez

 

Anuncios
Estándar
Biocultura, Historia

La historia en mi Bio-Cultura

552998_592840427393801_1247987188_n

Desde que somos pequeños, reflexionamos sobre los acontecimientos y sucesos que, de a poco, van marcando el rumbo de nuestros caminos en la vida. En nuestra memoria, vamos guardando visiones y recuerdos de acuerdo a nuestras inquietudes, aptitudes y gustes. Así accionamos y reaccionamos ante las experiencias que se nos presenta.

Todos somos seres Bio-Culturales. Bio que significa “vida” y Cultura que significa “Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico”. A partir del estudio de nuestra propia historia y la relación que tenemos con nuestro entorno, capturamos y modificamos la realidad; activamos nuestra bio-cultura y actuamos para vivir en armonía y paz.

Según el Diario Oficial de la Federación, comenzamos a estudiar la Historia como asignatura a partir de 4º de primaria. Hemos aprendido con libros de texto que incluyen teorías, narraciones, imágenes, poemas y anécdotas. Hemos estudiado la historia desde un punto de vista objetivo y también desde el subjetivo. Nos han contado versiones los hechos en base a biografías, y en otras ocaciones, en base a ciertas invenciones heroicas y poesía épica. Nos han contado lo que hemos de hacer y lo que está prohibido ante el colectivo social, recordando los “errores” cometidos en el pasado para así no volver  a cometerlos.

Pero también nos cuentan nuestros abuelos, aquellos que han vivido y también sobrevivido. Ellos portan su verdad, la modifican y cuentan de acuerdo a sus intereses, pero esto no quita el hecho de que son acreedores y merecedores del título de las y los “sabios”. De generación en generación se va transfiriendo la historia vista desde el punto de vista de cada familia; esto hace que se vaya formando y educando las bases culturales y los valores sociales de cada miembro de ella.

Hemos aprendido historia en la calle. Nos han enseñado en la panadería, en el mercado y como excluir a los oxxos. Nos cuenta de historia en la parada de camiones, en la iglesia y en los tacos. Historia sobre los fundadores y los gobernantes. Historia para niños, jóvenes y grandes. Realmente aprendemos de cualquier cosa, en cualquier lugar, cuando sea y con el fin que cada uno le de. Como humanidad, hemos categorizado la manera en que se ofrece el conocimiento y la historia; la hemos academizado, vaya. Se crearon las universidades y para reforzar la oferta, los congresos, seminarios, foros y diálogos.

Aprendemos historia del arte, de la ciencia y de la época helénica. Historia de los ancestros y nativos yoremes y también de las diferentes religiones y dogmas espirituales. Recuerdo alguna vez escuchar la historia del automóvil, de la aviación y hasta del primer trapeador.

Nos la cuentan en ingles y español; en libros, cine y televisión. Nos la prestan, la compramos y la regalamos. Pero desde mi punto de vista, la que adquirimos de los ancianos y de las étnias indígenas es la más valiosa ya que nos sirve para transitar en la experiencia de la vida, avanzar sin topar con algunos obstáculos, y si caemos en uno, nos cuentan la historia para superarlos y retomar la ruta. Hagamos historia; manifestemos y plasmemos en el mundo nuestro legado, nuestros pasos y nuestros recorridos.

 

José Mario Acosta Tamez

 

 

 

 

Estándar
Historia, Internet, Reflexión

Presentación

IMG_3428 (1)

Un poco tarde, me presento ante la red de cibernautas que exploran el tema del estudio y el aprendizaje de la Historia. Mi nombre es José Mario Acosta Tamez, soy estudiante de L.C.C. en la UdO, Los Mochis, y a partir de ayer, presentaré a través de esta plataforma mis entradas que cubren las actividades y proyectos de la materia de Desarrollo Histórico de México.

Es la primera vez en la que experimento una clase semipresencial, y es todo un reto el abrirme para confiar en que el maestro está al tanto de mis actividades, y que mis compañeros ya han trabajado, y partir de esto, ir a sus blogs a descubrir sus puntos de vista.

También es la primera vez en mi vida que analizo abiertamente mi relación con la Historia, como ciencia social, pilar de la existencia del ser humano contemporáneo. No tengo expectativas, más si muchas ganas de darle una oportunidad a esta nueva propuesta de trabajo a distancia y de desarrollo intelectual modernizado.

 

José Mario Acosta Tamez

Estándar
Sin categoría

#wikilove

Primera escena: botón de encendido. La pantalla se pone blanca y aparece una manzanita gris. Un escritorio a la Alex Grey procede a aparecer. La flecha del mouse hace presencia anunciando la bandera verde para comenzar la carrera. Viaja hacia abajo, suben los iconos y presiono Google Chrome. No doy tiempo ni de que se abra la ventana y ya estoy escribiendo en la barra buscadora “cannes”. Primera opción la página oficial del festival (muy ilustrativa y ostentosa). Quiero algo rápido y actualizado. Segunda opción, wikipedia en español. No confío. Tercera opción, wikipedia en ingles (#wikilove).

Un listado de decenas, hasta un centenar de películas muy contemporáneas. Cine de arte, publicidad norte americana, nombres franceses, holandeses, alemanes, japoneses y un mexicano. Subrayada es la francesa de Abdellatif Kechiche. Con prisa bajo el cursor hasta llegar al subtema Awards. Y lo he encontrado, Best Director: Amat Escalante, por HELI. Segundo año en que un mexicano recibe el premio al realizador del año. Me siento orgullos de mi México, de mi gente. Presumo la presea por el face a algunos colegas y finito.

Es este un ejemplo personal del uso sagrado (en lo que mis procesos culturales aclaman) que le doy a una herramienta utilizada por millones y analizada por pocos. Planeta Wikipedia, una lectura, que como otras leídas en el curso, proponen la simple aceptación, la búsqueda de la definición general de un concepto universal. Manuel Arias, en su conclusión, enuncia un partida clave “No tiene mucho sentido condenarla; tampoco es razonable santificarla.” (pág.7). Es una herramienta, no una justificación para la razón de una humanidad en transformación. Pero leo que muchos opinan, y elevan sus opiniones absolutas hasta lo más alto.

Por una parte esta la controversial política centralizada de su administración, por otro se encuentra el ideal de su misma administración. Y no puede falta la crítica de mujeres/hombres concentrándose en descifrar el poder ganado o perdido del universo sobre los seres. No juzgo pero si observo como siempre se busca algo que, lógicamente, nunca se sabe si es cierto, o simplemente no llegará a tener respuesta.

Wikipedia es un enciclopedia en línea gratuita. Eso lo dice todo. Quien quiera puede unirse a la aportación de cierta información. Existen filtros por los que se tienen que pasar. Hay juicios realizados por esta comunidad de cibernautas (wikipedians).

Siempre cambia la jugada. Igualmente, la información cambia. El conocimiento se transforma. Eso es algo inevitable, como el paso del tiempo o la caida de lluvias en julio. Wikipedia es amable y busca (tan solo en sus ideales) la honestidad. Si te late lo que lees, éxito, si no te late, continúa con el siguiente vínculo; a lo mejor y ese te interesa.

Estándar
Conciencia, CyC, Nuevo Pensamiento, Racionalidad, Sociología, Transformación

La evolución para una nueva razón

En esta entrada respondo a algunas preguntas dadas por el profesor, para acomodar nuestras ideas en torno a la lectura “La Complejidad y El Nuevo Ideal De Racionalidad” por Pedro Sotolongo y Carlos Delgado.

Tanto De Sousa Santos como Sotologno refieren a una racionalidad clásica (la ciencia moderna) que ha primado en el desarrollo del conocimiento y que ahora es fuertemente cuestionada, ¿cuáles son sus características, esas que ahora son objeto de crítica?

Sotolongo propone la superación de la racionalidad clásica. La definición de razón encontrada en el primer párrafo del capítulo “La complejidad y el nuevo ideal de racionalidad” es que es entendida como fundamento de coherencia para producir un conocimiento científico nuevo por su formulación y su justificación. La racionalidad clásica cuenta con tres elementos que conjugan, dentro de su propia lógica, una legitimación reduccionista de la ciencia y el conocimiento científico: la certeza en el conocimiento exacto garantizada por la ciencia; la noción del dominio del hombre sobre la Naturaleza, y el elevado fin de alcanzar con ello el bienestar humano.

“El hombre como elemento corrector incluso de los errores del Creador”. La acción de aquel hombre, llegó a convertirse en cultura. En esta cultura se pierde la fuerza creativa. “El “Dios prótesis” es el creador de un nuevo mundo en el que las deficiencias del creador del mundo se corrigen mediante artefactos del hombre”.

–       ¿Qué efectos ha tenido esa racionalidad en nuestra sociedad?

Esta idea de pensamiento científico penetró en la sociedad de igual manera como ideal de supervivencia, simplemente adaptándose tal cual debería ser el proceso de cualquier circulo cultural o social. Se supone que el mundo se nos ha dado. No se pierde el contacto con la naturaleza más si se separa estas dos fuerzas de vida diferente, la del hombre civilizado y de la tierra para aquel hombre civilizado. Es decir, solo para “su” propio beneficio.

– ¿Qué corrientes de pensamiento han surgido como respuesta a dichas consecuencias?, en otras palabras ¿cuáles son las propuestas actuales de la racionalidad no clásica o de los conocimientos alternativos?

En la lectura se presenta algunas propuestas teóricas que hablan de una sustitución efectiva del ideal clásico de racionalidad por uno nuevo. La Bioética Global (una ética ambiental que rompe con el ideal clásico de objetividad, y busca valorar la composición del conocimiento), el holismo ambientalista (cuestiona la influencia ideológica de los ideales clásicos en la vida cotidiana, incluso en el movimiento ambientalista),  la epistemología de segundo orden (que cuestiona los presupuestos cognitivos del ideal clásico) y la complejidad (investigación en sistemas dinámicos auto reguladores no lineales, la lógica y la física del micro mundo pasando de la simplificación propio de la racionalidad clásica hacia uno de complejidad).

En Guadalajara existen más de 60 organizaciones no gubernamentales o movimientos sociales para la transformación. Todos estos buscándole una alteración a algunos conceptos de la vida cotidiana, cuestionando las ideologías heredadas por parte de generaciones que transitaron por siglos con pensamiento de racionalismo clásico. En mi ruto encuentro que es necesario que, principalmente los líderes sociales, reconozcan el funcionamiento del estar consciente de la consciencia, saber como se esta transformando ideológicamente lo que en el fondo de las raíces culturales ya se encuentra anticuado para nuestra civilización. En esta lectura se señala buena cantidad conocimiento básico que espero, junto a las demás lecturas mayor organización, profundizar para desarrollar la metodología de participación social y activación de nuestra propia ciudadanía.

 

La complejidad y el nuevo ideal de racionalidad. En libro: La revolución contemporánea del saber y la complejidad social. Hacia unas ciencias sociales de nuevo tipo. Pedro Sotolongo Codina y Carlos Delgado Díaz. Colección Campus Virtual de CLACSO, Buenos Aires, Argentina. 2006. 224p. ISBN 987-1183-33-X

Estándar
Sin categoría

Evoluciona en la Conciencia Parte II

José Mario Acosta

30 de marzo de 2014

Evolucionar en la conciencia

Una perspectiva individual para la transformación colectiva

¿Te has preguntado antes cuándo es que decidiste que cosas aprender y que cosas no? Yo he llegado a la cima de mis proyecciones. Todo es un reflejo y un espejo. Y me encuentro cara a cara con mi conocimiento.

No creo en la casualidad. Me gusta identificar los milagros de mi diario. Y a esas propuestas les llamo causalidad. A causa de mis acciones, surgen ciertas consecuencias. No es una casualidad que este semestre me recibe con esta materia. Cuando en mi interior busco el empujón hacia el autodescubrimiento, me encuentro con cara a cara con mi conocimiento; y con el estudio del conocimiento.

Te pregunto si recuerdas el día en que decidiste que cosas aprender y que cosas no por que he aquí donde estoy parado, en este preciso momento. Sentado para ser cien porciento honesto. Las profecías hablan sobre el juicio final. Creo que yo me enfrento a él desde hace algunos meses. Pero no vengo a hablar de la inmortalidad del cangrejo, sino de la conciencia en la toma de nuestras decisiones.

¿Qué es lo que me ha traído hasta este momento? La necesidad de un cambio. Primero demostrar en mis acciones a diario que si puedo producir soluciones individuales a las problemáticas ambientales como alimentarme sanamente, hacer ejercicio, separar la basura, comenzar un huerto de permacultura, reciclar y re-diseñar muebles viejos. Ya que libre un estilo de vida “sano” llega la hora de complementar mi misión en la vida siendo partícipe en mi sociedad como ciudadano activo.

En este ensayo presentaré una opinión personal sobre el curso, el conocimiento, la cultura, el despertar de la conciencia del ser humano y del despertar de la conciencia colectiva, y la relación pro-activa para un compromiso pleno con nuestro entorno, nuestra ciudad.

En este ensayo se discutirá en torno al planteamiento de una tesis específica: “Es necesaria la participación activa de los ciudadanos en movimientos y/o organizaciones no gubernamentales para alcanzar un verdadero cambio en nuestra sociedad.

El objetivo general es persuadir al lector para que comiencen y se entusiasmen a participar activamente en movimientos y organizaciones no gubernamentales por el cambio y el despertar de la conciencia social.

Antes de tocar el tema socio-político de la transformación hacia una nueva ciudadanía, me gustaría compartir mi experiencia personal relacionada a los conceptos de conciencia, despertar, evolucionar, participación social, entre otros.

 

Parte I: Mi Propio Despertar

Me he tomado el favor de redactar un glosario de conceptos. El concepto de todos los conceptos sería la palabra “concepto”: la idea que forma el entendimiento[1]. Entendimiento es la capacidad de formar ideas o representaciones de la realidad en la mente relacionándolas entre sí; capacidad de aprender, comprender, juzgar y tomar decisiones[2].

¿Qué tan honesto somos cuando creemos conocer el concepto de todo lo que produce un contacto con el entorno? O mejor aún, ¿qué tan consientes somos de los conceptos que manejamos en nuestro andar por la vida? Al parecer, yo no era consiente. Ignoraba el hecho de que no reconocía mis acciones como parte de mis propias decisiones. Cuando algo no me salía como quería culpaba a alguien más por que, ¿cómo era posible que yo tuviera la culpa si yo nunca cometo errores?

El error ahí ni siquiera fue echarle alguien más la culpa, si no dormir en la ignorancia, y en verdad, no aprender de la experiencia. Una doctora me decía que los niños aprenden de las repeticiones y los adultos aprenden de la experiencia. Yo no soy un niño y es ahí donde tengo un conflicto, por que aún sigo errando a pesar de que acabo de cometer el mismo error.

Llevo varios años concurriendo con el concepto de conciencia. Esta sería la propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta; conocimiento interior del bien y del mal; conocimiento reflexivo de las cosas; actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto [3].

Al reconocerme en mis propios atributos, no busco el deseo de modificar, sino simplemente acepto el cambio como parte de mi propia naturaleza. Pero no vivimos en conciencia plenamente, pues compartimos nuestra experiencia de vida con miles de millones de personas. Más ahora que los medios para producir redes estan en la palma de la mano. Somos una bola de seres cambiantes que no aceptamos el cambio, es decir, ignoramos la naturaleza de la experiencia de vida.

Creemos necesitar todo. Necesitamos de cosas en grupo, en colectivo, en comunidad, en familia, individualmente y universalmente. Pepe Grillo, la conciencia de Pinocho, debe de despertar en todos nosotros. Debemos de identificar que es lo que realmente necesitamos. Y es un proceso de mucha valentía, puesto que, de la mano, vienen muchas transformaciones, muchos desapegos y mucho aprendizaje.

Antes de iniciar el curso desconocía la fuerza de la proyección de los problemas epistemológicos. El ser humano, antes de evolucionar, se cuestiona. ¿Qué hace aquí? ¿Por qué esta aquí? ¿Cuándo llegó aquí? ¿Hacia donde va? Y, a continuación, llega la resolución del conflicto. Pero uno tiene que enfrentar ese cuestionamiento para alcanzarlo, observarlo y disolverlo.

Mi ruta es la ciudad ya que todo lo que se hace es por la ciudad, para la ciudad. No busco la transformación urbanística, ni me interesan las reformas políticas. En verdad me conmueve la esperanza que todo puede cambiar. Que las acciones, de percibirse desde el ego, desde la competencia, se puede compartir desde la comunidad y las acciones en colectivo.

Cuando se identifican las diferencias entre los animales y los seres humanos, salimos con que nosotros tenemos conciencia. Entonces, un problema epistemológico sería el siguiente:

¿Por qué, si nacemos con conciencia, vivimos ignorando su existencia?

(Un problema de muchos que van a salir durante el semestre)

En el año 2012, viajé a Portugal para asistir al festival bienal llamado Boom Festival. Ya tenía un poco de experiencia con temas de conciencia, sustentabilidad, plantas de poder y arte psicodélico. Una de las cosas que me marcó fue la conferencia de Daniel Pinchbeck, fundador de The Evolver Network y de Reality Sandwich. En esta plática, el habla sobre el despertar universal de la conciencia colectiva.

Productor y host del documental “2012, Time for Change”, Pinchbeck busca conocimiento de especialista, crea debate de ideologías y produce el mensaje en equilibrio entre una postura y la otra. Mucha información que el presenta la llama conocimiento ancestral. Como vivían las culturas antiguas, conectados con la naturaleza y con el resto de la comunidad.

Uno de los puntos tocados en el documental que resonó en mi cabeza fue: “… if we had agriculture revolution in thousands of years, industrial revolution in hundreds of years, information and technological revolution in tenths of years, potentially we could have wisdom revolution in two to three years!” (Peter Russel)[4].

Para alcanzar esa revolución, es necesario compartir el conocimiento y la sabiduría. Es por eso que Pinchbeck fundó Evolver Network. La red de la evolución. “Construyendo comunidad para la nueva cultura planetaria” [5] el lema de la organización.

Todos estos problemas epistemológicos que vemos en clase terminan siendo herramientas que puede acercarnos a la claridad y dejar el cuestionamiento pero terminamos con que la verdad del otro es absoluta para el otra y mi propia verdad es absoluta para mi y mis experiencias.

Pero la conciencia interviene para encontrar el arte y el valor del cuestionamiento y el planteamiento de problemas. No lo hace para compartir verdades individuales, sino para alcanzar el balance y reconocer la verdad absoluta del diálogo en comunidad. Insisto, no enfocado en la competencia, sino en la comunidad.

Evolver es una plataforma que ayuda personas, ideas y organizaciones evolucionar hacia la conciencia. Los grupos locales de Evolver, llamados Esporas, producen eventos y medios, y construyen relaciones con los líderes y organizaciones locales. Promocionan y apoyan un sistema de valor emergente que es sustentable, con plena justificación y fundada en la conexión humana.

Este enero me han abierto el camino para inaugurar la primera “espora” en Latinoamérica, aquí en Guadalajara. Justamente el 14 de febrero, hemos inaugurado un centro de emprendedores sociales llamado Casa ARSA. ARSA: “Agencia por la Regeneración Socio-Ambiental”. La sede para la nueva espora.

Lo que nos representa en la asociación es una filosofía de evolución a través de la acción. Acción colectiva para ser más exactos.

Y no somos los únicos: existen miles de organizaciones interesadas en temas de transformación social, ambiental, política, económica y espiritual. Los medios nos presentan miles de alternativas para que esta evolución se selle con el conocimiento indicado. Las plantas de poder estan tomando gran importancia para la sanación y la transformación del ser. Podría mencionar cientos de documentales que activan la atención del espectador hacia el cuestionamiento y el cambio de paradigmas.

Podemos quedarnos sentados, criticando al gobierno, quejándonos de nuestros vecinos cochinos, juzgando las ideas obsoletas de profesores, luchando en contra de posturas religiosas. Pero, creemos que eso ayuda al cambio. Me imagino que creemos por que si tanto nos quejamos, hacia donde va tanto pesimismo.

Porque mejor nos dejamos de quejar y buscamos soluciones. Todo lo tenemos en internet. Podemos encontrar mucho en bibliotecas públicas. El que persevera alcanza. Pero, como dice una muy amiga mía: “El camino es inevitable, el crecimiento es opcional.” Anónimo.

Es una decisión. La de avanzar, evolucionar y transformar. Clifford Geertz dijó: “Los hombres levantan los diques de sus creencias más necesarias con cualquier barro que puedan encontrar.” Imaginémonos que buscamos información, conocimiento o guía para nuestra propia evolución. Si aceptamos que necesitamos cambiar ciertas cosas de nuestra vida, por el bien de la comunidad, del planeta y de uno mismo, entonces encontraremos el barro necesario para construir diques que soporten un estilo de vida más ligero y mejor acompañado. Menos barro, pues nuestra vida la vivimos más ligera.

“El mundo encantado es una unidad: todo es sujeto y objeto simultáneamente. Nosotros somos la realidad porque la realidad es nosotros, y entonces, la vida se cumple, tiene sentido, vale la pena por el sólo hecho de saber que uno pertenece a ella, que contribuye a ella, que uno es ella, lo cual evita de suyo la tentación de estar angustiado o ser un triunfador.” Pablo Fernández Christlieb

El párrafo lo dice por si solo. Unidad y equilibrio para alcanzar la plenitud de estar en el ahora, de aceptar nuestro posicionamiento en la tierra, en la sociedad, en comunidad y en la familia. Aceptar donde estamos parados en este momento. Donde reconocemos nuestros atributos esenciales y en todas las modificaciones que en nosotros mismos experimentamos: conciencia.

Quisiera este semestre, crear un plan de participación consiente en la sociedad. Resolver ese problema epistemológico desde mi propia experiencia. Reconocer el conocimiento a través de la conciencia. El equilibrio entre mente + cuerpo + espíritu= conciencia.

Pero para ese estado de conciencia hay que purificar nuestras formas de conocer para que en lugar de afectar, apoyen la manera en que percibimos y experimentamos aquello que nos rodea. Para vivir en armonía con nosotros mismos, en comunidad y con el planeta.

¿Cómo acomodar nuestras ideas? ¿Cómo aprender a utilizar bien los conceptos? ¿Cómo ser honesto ante los conceptos que utilizamos? ¿Cómo vivir y así ser un ejemplo de la evolución? La mirada en los ojos de un ser humano consiente.

Se que estamos pasando por momentos importantes en el ciclo evolutivo del planeta, y por ende de la humanidad. Y ahora si creemos que necesitamos un cambio, ¿No? Venezuela, Ucrania, Michoacán, los árabes, los tibetanos. Derrames petroleros que amenazan al ecosistema que mantiene vivo al planeta entero [6]. Un papa que reforma una iglesia, conservadora por siglos. La legalización de mariguana ha comenzado.

En una conferencia con unos arquitectos del colectivo español zuloark, presentaron “El capo de cebada”. En un terreno del Distrito Central de Madrid, en La Latina, los vecinos del barrio tomaron cartas en sus propios asuntos después de que el gobierno tirara la piscina pública, se quedara sin fondos para la reconstrucción y dejara una plaza de puro concreto donde antes existía un espacio de recreación.

Este colectivo, que formaba parte del vecindario, crearon el proyecto que, juntos, en comunidad, con gente de todas las clases sociales, de todos los intereses políticos, de todos las profesiones, se unen para construir un espacio cultural. Taller de carpintería, escenarios, gradas móviles, canchas deportivas, espacios para grafiti.

Lo que me llama la atención es la cantidad de veces que el expositor utilizo los conceptos de comunidad, colectivo, derechos urbanos, inteligencia, conocimiento, deseos sociales.

Es el momento de la acción. Hemos llegado al borde del abismo en cuanto temas ambientales, económicos y derechos humanos. Lo que sigue es actuar, transformar con esas acciones colectivas y producir impactos sociales positivos para la regeneración de nuestra mente, de nuestra comunidad y de este mundo que tanto criticamos.

Buen uso del conocimiento, que este no nos controle. Y que a través de los medios, logremos utilizarlos para compartir experiencias y conocimientos en el proceso de transformación. Y yo ¿qué estoy haciendo para evolucionar?

 

Parte II: Participación hacia un Cambio Social

La perspectiva del individuo como uno mismo responsable de su propia vida genera un proceso de purificación física, emocional y espiritual. Ya que se encuentra el equilibrio, surge una cuestión básica en la humanidad: ¿Cuál es mi misión en la vida? El filósofo contemporáneo Leandro Taub dice: “Hay más cosas que desconoces de lo que conoces, sin embargo defines lo que desconoces con lo que conoces.” [8] La vida es un proceso de aprendizaje continúo. Este tiene la posibilidad, desde el libre albedrío, de transformarse, re-aprenderse, reeducarse. Pero buscamos las respuestas desde el punto de vista de la víctima en la que pedimos y hasta a veces, exigimos. Pero al desconocer la razón por la cuál estamos aquí en este instante nos regala un poder muy poderoso para la experimentación del horizonte vivencial: la libertad.

Cometemos constantemente el error de construir un camino basado en las necesidades ajenas; tomamos decisiones creyendo que debemos participar en ciertas actividades pues se nos han puesto en el camino, pero al no calificar en los gustos personales sentimos una insatisfacción. Esta nace del apego a ciertas expectativas. “Mi expectativa al hacer esto es que cumpliré mi misión en la vida”. Lo que sucede difícilmente coincide con lo que imaginaste que sucedería.

Pero sin duda caemos fondo, se abre la puerta hacia el autoconocimiento y se nos presenta la posibilidad del libre albedrío; aquella que no presta atención a los sentimientos ajenos para la toma decisión propia.  Decidimos cambiar, actuar siendo el cambio que queremos en la sociedad, pero chocamos contra cientos de obstáculos que intervienen en nuestros procesos.

El tema que choca continuamente con la transformación de una sociedad es el de la política. La política siempre será necesaria pues ajusta la seguridad, la estabilidad, la equidad y la administración de todo un pueblo. Pero esta ha perdido la centralidad que tuvo antaño en la regulación y la conducción de la vida social. Es por eso que el cambio social es nada más y nada menos que una simple re significación de la ciudadanía.

En un artículo “Nuevas Ciudadanías” [9] de la Universidad de los Andes, en Bogotá, Colombia, se aprecian dos tendencias para una nueva ciudadanía. La primera es la asociación entre la disposición de “capital social” y “participación ciudadana”. Y la segunda tendencia es que existen indicios para suponer que el “ser ciudadano” no se refiere solamente a la política institucional sino a la valoración individual  de la vida social.

Se comparte una política ciudadana activa al comunicarnos con los demás desde nuestro verdadero y honesto punto de vista. No nos despolitizamos pues queremos ignorar todos los actos corrupción de los actores políticos de poder de nuestro país. Dialogamos en colectivo para de ahí cumplir alguna propuesta en común por “un mejor mundo”

Es aquí donde entran los movimientos sociales y las organizaciones no gubernamentales. Se ofrece el mercado como un mecanismo de coordinación descentralizada entre las personas. Se redefine la soberanía nacional para construir un nuevo concepto de “soberanía compartida”.

De la ausencia de un discurso público, viene la iniciativa para construirlo. La erosión de la política institucional sucede ya que las personas difícilmente reconocen con una política que no les brinda reconocimiento social, un sentimiento de seguridad colectiva y de pertenencia a una comunidad. Es cuando la individualidad reclama su autonomía y desconfía de las ideas e identidades heredadas.

“La transformación del capital social estaría impulsada por las dinámicas de individualización y la definición de las identidades colectivas que se observan por doquier” Norbert Lechner presenta el hecho de que las personas no rehusamos a la asociatividad formal, burocrática de las organización que rigen nuestro territorio. Buscamos formas más flexibles y espontáneas de asociarse. Todo depende de la vitalidad de la sociedad, el capital social.

Dificilmente hay acción colectiva si no hay un horizonte de futuro, la expectativa de un “mañana mejor”. El ciudadano que observa a futuro un mundo mejor, es un ciudadano activo pues está as dispuesto a organizarse con otros y no retrotraerse a la vida privada. La preferencia por la ciudadanía sele estar asociada a una mayor participación en organizaciones sociales, mayor confianza interpersonal y social y una mayor percepción de la reciprocidad.

(Ultima actualización 3 de abril.)

Bibliografía:

[1] http://definicion.de/concepto/

[2] http://es.thefreedictionary.com/entendimiento

[3] http://lema.rae.es/drae/srv/search?id=xIEE6wAAIDXX2oPtkC9b

[4] http://www.youtube.com/watch?v=RWrh4YmnRn4

[5] http://www.evolvernetwork.org/

[6] http://pijamasurf.com/2014/02/ecuador-vs-chevron-impunidad-y-corrupcion-en-el-derrame-de-petroleo-mas-grandes-de-la-historia/

[7] http://elcampodecebada.org/%C2%BFque-es/

[8] Taub, Leandro. “La mente oculta”. Grupo Edaf. Septiembre 2013.

[9] http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=81500504

 

 

 

 

 

Estándar
Ciudad, Conciencia, CyC, Los Herederos

Herencia: mía y tuya

Pocas palabras se escucharon en el documental. De esas la mitad de algún indígena, la otra mitad del español. Desde ahí observo una herencia particularmente esencial de cualquier cultura en el planeta: la lengua.

En “Los Herederos” de Eugenio Polgovski se grabó un día en la vida de clase trabajadora. El proletario del campo. Pero se tomaron imágenes casi exclusivamente de niños trabajadores. En diferentes terrenos; en algún valle, en alguna selva o en alguna montaña. Unos descalzos, otros con tenis rotos, unas con sandalias y otras a burro. Una que otra niña sentada en la telera, mientras otra niña trabajaba en el campo de jitomates.

En el análisis socio-histórico encuentro el desarrollo de una cultura adaptándose al movimiento evolutivo de una sociedad civilizada. Hombres, mujeres, niños y bebés en el campo trabajando la tierra de agricultores. Una tradición algo extorsionada; la del hombre trabajando la tierra para vivir de ella. Ahora la veo desde el punto de vista antropológico.

Antes hubiera pensado en la tristeza que causa ver a pequeños haciendo obra bajo el sol, me hubiera preguntando donde estan sus estudios, por que no va a la escuela. Pero ahora al revisar los procesos de socialización que hemos vivido como nación, me doy cuenta que todos hemos aportado de nuestros granitos de arena. Nadie debería ser culpable de la clasificación social o de la división de la sociedad.

Pero nunca realmente me había preguntado como es que este jitomate y este pepino llegaron a mi supermercado. Y no es de cuestionarse como es este gran privilegio el mío de tener estas verduras en mi mesa. Estoy acostumbrado a vivir así. Pues tengo comida, no me preocupo. Pues no trabajo, me desconecto de la realidad humana. Pero ahora si que me cayó el veinte.

Y creo que el despertar de conciencia viene en los temas de todos. Esta materia aporta un apertura al conocimiento. Un rompimiento de paradigmas y un cuestionamiento infinitamente valioso para la transformación. Pues creo que en la mayoría de los blogs se escriben anhelos por un mundo mejor.

Creo que este documental utiliza el nombre de “Los Herederos” ya sea por que los niños imitan las practicas rutinarias de los padres o adultos a su alrededor y también pues cargan con la herencia ancestral del trabajo de la tierra. No creo poder decir que igualmente he heredado de mis ancestros eso en específico, pero igual es la herencia lo que trasciende nuestro sentido en la vida.

Según el Qi Gong (Chi Kung), una técnica de arte marcial de la antigua medicina tradicional china, la esencia vital, el Jin, contiene la herencia ancestral que nos hace lo que realmente somos en este preciso instante.

He elegido la ciudad pues me siento en la necesidad de encontrarle un sentido a mi presencia en ella, en sociedad, en la “civilización”. Si observo mi pasado, visiono situaciones de incomodidad, intranquilidad, impaciencia y despotismo. Y nunca trabajé ni sudé una gota para conseguir alimentos. Era alegre pero nada me satisfacía. No me adaptaba ni en mi propia almohada. Perdí fácilmente la pasión hacia todo tipo de actividades. Pero cuando me observo en la naturaleza, en la playa, en el bosque, en el desierto, el momento de la despedida (el regreso a casa) me hace recordar el sentimiento de tristeza, de apego a una verdad más natural.

Ahora quiero aportar una visión honesta y transparente de mi proceso de transformación al hombre o mujer que comparta dicha situación. Pues la ciudad es nuestro peor enemigo, ha llegado el momento de solucionar nuestra revuelta fraternal y dar pasos juntos en comunidad. Por la tierra que nos ha prestado este espacio, que nos ha dado de comer. Conciencia para el cambio. Cambio para solucionar problemáticas ambientales. Solucionar problemáticas sociales para compartir nuestras vidas con una sonrisa.

Imagen

Estándar